Subsidio de Arriendo del Minvu amplió beneficios y redujo requisitos para postular

Hasta la Villa Amapolas llegaron el alcalde Andrés Zarhi, en compañía del Ministro de Vivienda y Urbanismo, Felipe Ward, para explicarles a los vecinos, en terreno, en qué consiste y cómo poder acceder al Subsidio de Arriendo, que amplió sus beneficios y redujo los requisitos para los postulantes debido a la pandemia de coronavirus.

El beneficio consiste en un subsidio de un máximo de $250 mil por tres meses para quienes pagan hasta $600 mil por arriendo. A diferencia del año pasado, pueden postular personas que no cuenten con Registro Social de Hogares (RSH), se debe demostrar pérdida de empleo o baja de más del 30% de ingresos y estar arrendando una vivienda en la actualidad.

Además de lo anterior, los interesados deben presentar un documento que acredite situación de cesantía o reducción de ingresos; el contrato de arrendamiento actual, el cual debe estar firmado hasta el 31 de mayo de 2020 y una declaración jurada firmada por el arrendador, quien debe confirmar que es dueño de la vivienda, que esta cuenta con recepción municipal y no se encuentra sujeta a embargo.

“Nunca antes el Ministerio de Vivienda planteó un subsidio enfocado a ayudar a 100 mil familias, esa cobertura nunca antes la tuvo otro programa del ministerio. Estamos hablando de un subsidio de hasta $250 mil por 3 meses para arriendos que no superen los $600 mil. Si, por ejemplo, el arriendo es de $100 mil, el subsidio va a ser de 70 mil porque el máximo es el 70% del arriendo. Si el arriendo es de $200 mil, el subsidio será de $140 mil, máximo 70%. Si el arriendo es de $300 mil, el subsidio va a ser de $210 mil, máximo. Cuando el arriendo alcanza los $360 mil hasta los $600 mil el subsidio siempre va a ser de $250 mil y lo que va a hacer el Gobierno es depositar ese dinero directamente al arrendador, lo que es una buena noticia para ambos. Así que todos ganamos”, expresó el ministro Ward.

En tanto, el alcalde Zarhi agradeció la visita del secretario de Estado a la comuna, por explicarle a los vecinos in situ de qué se trata este nuevo programa que podría beneficiar a un número importante de ñuñoínos.

“Este es un tremendo aporte para personas que han visto mermados sus ingresos porque además apunta y salvaguarda algo que es fundamental, como la vivienda. Comunas como Ñuñoa, con una población mayoritariamente de clase media, tienen una gran cantidad de vecinos que sin tener una condición aguda de vulnerabilidad, lo han pasado muy mal durante la emergencia. Por eso esta medida es tan valiosa, porque entrega un alivio hasta por tres meses”, expresó el jefe comunal.

Skip to content